Conjunto documental Fortunato Depero

1912-1944

Área geográfica: Italia

Fondos y conjuntos relacionados: Conjunto documental Dexel - Schuitema - ZwartConjunto documental Futurismo italiano

Colecciones temáticas relacionadas: La renovación tipográfica

Exposiciones relacionadas: ¿Qué es un libro de artista?La idea de arteLa vanguardia aplicada (1890 – 1950)

En 1913, a su llegada a Roma, el pintor Fortunato Depero (Trento, 1892 – Rovereto, 1960) entró en contacto con Filippo Tommaso Marinetti y Giacomo Balla. De inmediato se convirtió en miembro activo del movimiento futurista. Dos años más tarde, en 1915, publicó junto con Balla el manifiesto Riconstruzione futurista dell’universo, un libro que aspiraba a romper las fronteras entre arte y vida cotidiana para trasladar los cánones estéticos futuristas a todos los ámbitos, desde la cocina hasta el teatro. Poco tiempo más tarde, a través de Sergej Diaghilev, Depero inició su labor como diseñador de escenografía y vestuario teatral, estableciendo una relación con el teatro que se prolongaría a lo largo de toda su vida. En 1919 fundó en Rovereto la Casa d’Arte Futurista, en la cual diseñó mobiliario, objetos, obra gráfica, carteles e incluso tejidos, a menudo en colaboración con su esposa. A lo largo de los años veinte pasó largas temporadas en París, y durante la década de los treinta vivió en Nueva York; en uno y otro período, no dejó de trabajar como diseñador gráfico. Tras la Segunda Guerra Mundial recibió duras críticas por su implicación en el futurismo, que no le impidieron, sin embargo, continuar pintando hasta su muerte.

El conjunto documental Fortunato Depero en el Archivo Lafuente es muy significativo de su labor en el ámbito editorial, puesto que incluye todos los libros editados por Depero a lo largo de su vida, entre ellos el célebre Depero Futurista (1927), convertido en hito bibliográfico al subvertir por completo los principios tradicionales de la composición tipográfica y el formato convencional del libro. En el conjunto se cuentan también diversos carteles, como los que realizó para promocionar el Bitter Campari, así como algunas de las cubiertas que diseñó para revistas, y un pequeño pero interesante repertorio de tarjetas postales, cartas y anotaciones manuscritas.