Campo cerrado. Arte y poder en la posguerra española. 1939-1953

26 abr. 2016 - 26 sep. 2016
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
Comisariado:
Mª Dolores Jiménez-Blanco Carrillo de Albornoz

La exposición Campo Cerrado toma su título de una novela homónima de Max Aub y se propone revisar el arte español durante la compleja y polémica década de 1940, un período que ha recibido escasa atención y sobre el que existe un vacío crítico e historiográfico, a pesar de su relevancia en la conformación de la sensibilidad moderna en España.

En 1938, aún en plena guerra civil, Eugenio d’Ors, Jefe del Servicio Nacional de Bellas Artes, selecciona obras de artistas españoles ligados al arte anterior a la contienda, entre los que destaca Zuloaga, para representar al bando fascista español en la Bienal de Venecia. En 1951, el escritor y crítico Rafael Santos Torroella y el arquitecto José Antonio Coderch diseñan el Pabellón Español para la IX Trienal de Milán, en el que propician un diálogo entre artesanía popular y diseño contemporáneo e incluyen tanto la poesía de Lorca como la pintura de un joven Guinovart. La comparación entre los contenidos de las representaciones españolas en ambos certámenes internacionales, que podrían actuar como límites simbólicos a esta propuesta expositiva, podría sugerir una evolución lineal desde el conservadurismo más académico, en consonancia con los rigores del primer fascismo, hacia una apertura a la modernidad acorde con un momento político que pretendía marcar el final del aislamiento internacional del régimen de Franco. Sin embargo, el análisis de cuanto subyace no solo en ambas muestras, sino sobre todo en el intervalo que transcurre entre ellas, revela una realidad infinitamente más complicada.